viernes, 27 de junio de 2014

Los Poríferos

Los poríferos o esponjas

Definición:

Los poríferos, más conocidos como esponjas, se les denominan así por los numerosos poros que tienen en la pared de su cuerpo.

Todos ellos son animales acuáticos (marinos o de agua dulce)   y   sésiles (viven fijos a rocas, algas).

Cuerpo de los poríferos: 

Son los animales más sencillos. El cuerpo de las diferentes especies de esponjas es variable: forma de saco, de copa, ramificada...

Su cuerpo es:

Blando;

No poseen verdaderos tejidos ni órganos

Carecen de sistema nervioso.



Poseen un esqueleto sencillo formado por unas "espinas" microscópicas denominadas ESPÍCULAS.  Estas espículas pueden ser de diferente composición: de carbonato cálcico (calcáreas), o de fibras de espongina (ej. esponja de baño)

Están atravesadas por numerosos poros pequeños, poros inhalantes, por los que penetra el agua, a través de canales llega a una gran cavidad central, llamada atrio, que presenta un poro superior grande, denominado ósculo, por el que sale el agua.


En las paredes del atrio se distinguen células, los coanocitos, con un largo flagelo que, al moverlo, facilitan la entrada del agua por los poros inhalantes y su salida por el ósculo  o poros exhalantes.
  

Alimentación:

Se alimentan por filtración.

A través de los poros, entra el agua al interior del cuerpo del animal y allí la esponja filtra la materia orgánica que se encuentra en suspensión en el agua y así se alimenta. Las células encargadas de capturar la materia en suspensión se llaman coanocitos.
                    
El agua ya filtrada sale al exterior a través de un orificio mayor denominado ósculo.




Reproducción:  


Presentan dos tipos:

§  Reproducción asexual. Por fragmentación o gemación (división de las células).

§  Reproducción sexual. manifiestan hermafroditismo, es decir, un mismo individuo produce gametos masculinos y femeninos.

Los óvulos y espermatozoides entran y salen con las corrientes de agua. Tras la fecundación se originan pequeñas larvas libres que se fijan, luego de un tiempo, a un sustrato para desarrollarse y dar lugar a un individuo adulto.


Modo de vida:


 Debido a su forma de alimentación, todas las esponjas necesitan vivir en aguas tranquilas para poder capturar las partículas del agua.


Habitan generalmente en medios poco profundos, marinos (la mayoría) o lacustres.


En su etapa larvaria hacen una vida libre, pero de adultos viven fijos a un sustrato, que pueden ser rocas o el cuerpo de otros animales (sobre sus caparazones).


Pueden vivir como organismos solitarios pero es muy habitual que formen colonias, que permiten además un refugio ideal a muchos otros animales, tales como crustáceos, moluscos, etc.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada