viernes, 18 de abril de 2014

Separata sobre los virus.



Los Virus

La palabra Virus proviene del latín y significa “veneno”.

Son entidades orgánicas microscópicas compuestas tan sólo de material genético, rodeado por una envuelta protectora. Los virus son demasiado pequeños para poder ser observados con la ayuda de un microscopio óptico, por lo que se dice que son submicroscópicos.

El primer virus conocido fue el virus del mosaico del tabaco (TMV), que es un virus ARN que infecta y dañaba especialmente a las plantaciones de tabaco (de ahí su nombre). La infección produce manchas características en las hojas. Sin embargo, no fue hasta 1930 que pudo determinarse que el agente infeccioso era un virus.

Carecen de vida independiente por lo que necesitan de otros seres para vivir. Se replican en el interior de las células de otros organismos (células animales, vegetales, bacterianas e incluso arqueas), perjudicando en muchos casos a su huésped en este proceso. Un virus biológico se trata de una partícula infecciosa, un organismo que se replica a sí mismo en el interior de las células que ataca.

Podemos decir que no es un organismo totalmente vivo, ya que si analizamos la definición de ser vivo, nos encontramos con que tienen que realizar las tres funciones vitales (nacer, reproducirse y morir). El virus por sí solo,  nace y muere, necesitan una célula a la que infectar para crecer y evolucionar. No tienen metabolismo propio, necesitan una célula a la cual infectar, son “parásitos”.



Los virus generan enfermedades …


·       virales: el resfriado común.

·     con graves consecuencias: como: la rabia, las fiebres hemorrágicas, la encefalitis, la poliomielitis y la fiebre amarilla.

·     con un intenso malestar: la gripe, el sarampión, las paperas, la fiebre con calenturas, la varicela, los herpes, enfermedades respiratorias, diarreas agudas, verrugas y la hepatitis.

·    con anomalías serias: la rubéola, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).
 

 


Partes de un virus
 







Reproducción Viral

Se le conoce también como proceso de infección viral:

· Fijación: se fija en la superficie de la célula huésped. Este se fija en varios sitios receptores del huésped.

· Penetración: después de que el virus se adhiere a la pared del huésped, inyecta sus genes dentro de esta célula perforando la membrana celular. El cuerpo del virus permanece afuera del huésped.

· Replicación o duplicación: dentro del huésped el virus interrumpe el funcionamiento de la célula. El ADN de este es degradado y convertido en los genes vitales del virus, estos nuevos que se crearon tiene la información necesaria para poder formar a los nuevos virus.

·  Ensamblaje: o síntesis de proteínas. Los componentes virales recién sintetizados, se ensamblan y producen partículas virales completas.

· Liberación: el virus produce una enzima que degrada (malogra) la membrana celular de la célula huésped. Luego dichos virus quedan libres unos 100 bacteriófagos nuevos. Esos virus infectan otras células y el proceso vuelve a comenzar.
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada